Asamblea general FEDEPROCAP

Con la participación de los representantes de las 34 asociaciones que hacen parten de FEDEPROCAP, se llevó a cabo la asamblea General en la que se eligió la nueva junta directiva, además se trataron temas de interés de los productores analizando las problemáticas existentes en el territorio en relación a los proyectos agropecuarios; como resultado a dicha asamblea se generó un comunicado a la opinión.

Durante la Asamblea General los productores conocieron a quien será el nuevo Director de la Asociación de Municipios, el abogado Edgar Pallares.

Nueva junta directiva FEDEPROCAP: Wilmar Rangel (Presidente), Jaime Mendoza (Vicepresidente), Said Sánchez(Tesorero), Javier Lindarte (Secretario), Luz Marina Anteliz (Vocal)

COMUNICADO A LA OPINIÓN

La región del Catatumbo y la provincia de Ocaña, tiene una gran problemática social, situación que está asociada a la falta de una presencia integral por parte del Estado en el territorio, aun así, hoy en día somos  la despensa agrícola de la   Costa Atlántica y del Caribe, en nuestro territorio existen  15.678 ha sembradas de cultivo de ciclo corto, 8.428  ha de café , 13.600 ha de cacao y 158.709 ha sector pecuario, en lo que corresponde  a cultivos de ciclo corto, somo la principal región de Colombia en producción de cebolla roja con 4.000 ha al año que beneficia directamente a 6.370 familias, convirtiéndose este sistema productivo en unos de los mayores dinamizadores de la economía de la región.

En asamblea general de Fedeprocap realizada este jueves 30 de enero de 2020, los representantes de las 34 asociaciones de productores agremiados en la Federación de productores del Catatumbo y provincia de Ocaña, elevamos nuestra voz de preocupación por las dificultades que enfrentamos:

Se acerca la producción de 30.000 toneladas de cebolla, que empezaran a cosecharse entre los meses de febrero y abril, y no existe a la fecha un plan de salvaguarda por parte del Gobierno para fortalecer los controles en Ipiales que eviten el contrabando de este producto, dado a que nuestros campesinos durante los últimos seis meses han tenido que vender la cebolla a precios que ni siquiera financian los costos de producción.

Los bajos precios en el mercado para nuestros productos de ciclo corto, sumado al conflicto que vive la zona ha llevado a nuestros productores a incumplir con los compromisos bancarios.

La institucionalidad regional y nacional ha desconocido el papel representativo de FEDEPROCAP, teniendo en cuenta que esta organización que reúne a más de 2.126 familias en 14 municipios del Norte de Santander, no es llamada a concertar proyectos y propuestas de inversión al sector productivo.

Es por eso que hacemos un llamado a que exista:

Control inmediato al contrabando y la importación de cebolla de otros países: realizar un control riguroso y permanente en las fronteras especialmente en la zona de Ipiales para erradicar el contrabando de cebolla que ingresa de otros países especialmente de Perú.  Es importante destacar que todo acuerdo comercial prevé la aplicación de salvaguardias, en especial cuando se demuestra que existe suficientes volúmenes de producción del producto

que hace parte del acuerdo, en este caso entre los meses de febrero, marzo y abril corresponde a la mayor cosecha del cultivo de cebolla en esta región.

Línea especial de créditos para el Catatumbo y provincia de Ocaña: La crisis generada amerita que el Gobierno Nacional implemente una línea especial de créditos a través del Banco Agrario, en primer lugar, con tasa especial de interés, es decir al del DTF -2, en segundo lugar, en cuanto al plazose aplique como modalidad capital de trabajo, el plazo mínimo sea 2 años, y para inversión el plazo máximo sea de 8 años.

Reconocimiento de la organización productiva del territorio: El gobierno departamental y Nacional debe reconocer el nivel organizativo de los productores y generar espacios de diálogo y concertación con el gremio para apalancar proyectos de inversión y fortalecimiento al sector.