Electrificación Rural

La Asociación de Municipios del Catatumbo, provincia de Ocaña y sur del Cesar desde su génesis, se ha caracterizado por la vocación de unidad de los alcaldes y el interés de impulsar proyectos de alcance e impacto regional.

Las brechas sociales de la región expresadas por la baja cobertura de servicios como el de energía eléctrica padecida por millares de campesinos cual era permanecer a oscuras a pesar de la entrada al siglo XXI, impulsó a la Asociación de Municipios a trabajar articuladamente.

Anterior a esta decisión por mucha voluntad que tuviera un alcalde y/o gobierno local o cualquier otra instancia oficial y tener que “batallar” con sus presupuestos, sólo se lograba financiar la electrificación de máximo dos veredas durante un periodo de gobierno.

Una de las primeras tareas de los alcaldes fue presentar un diagnóstico real de las necesidades de electrificación rural para el Departamento Norte de Santander, demostrándole al Ministerio de Minas y Energía, que el número de familias sin el servicio era superior al que ellos tenían como base para la asignación de recursos.

Los alcaldes del periodo de gobierno 2004 – 2007, a través de la Asociación de Municipios tomaron la decisión de formular la primera etapa del proyecto denominado “Programa de electrificación rural Catatumbo, provincia de Ocaña y sur del Cesar”, con el acompañamiento del Comité de Cafeteros, Ecopetrol, y CENS. En el mes de mayo de 2006 se radica oficialmente la propuesta ante el Ministerio de Minas.

Tres meses después, la Presidencia de la República convocó a una reunión a los mandatarios municipales para abordar el tema de “agenda de competitividad”. Previo a ello, los alcaldes se reunieron con el Gobernador de Norte de Santander de la época Miguel Morelli Navia, concluyendo sobre la necesidad de invertir en tan ambicioso proyecto regional. La gestión realizada permitió como resultado un aporte por parte del Gobierno Nacional de $12.841.000.000, Gobernación de Norte de Santander $1.300.000.000, Alta Consejería para la Acción Social $400.000.000 y los Municipios una contrapartida de $1.300.000.000.

Con la aprobación de esta primera fase, Centrales Eléctricas del Norte de Santander CENS, fue escogida como ejecutor del proyecto por parte del Ministerio de Minas. En el año 2007 se inició la construcción de obras de manera exitosa, logrando la energización de 1.730 familias en 90 veredas.

Juntarnos los Alcaldes de la zona y en torno a la Asociación de Municipios para hacer algo en colectividad fue un su momento una de las acciones más eficaces en favor del desarrollo humano al poder iluminar miles de hogares de nuestros municipios. A través de esta iniciativa le dimos la posibilidad a cientos de familias de dignificar su vida en el campo

Edgar Andrés Pallares Díaz, exalcalde Teorama 2004 – 2007

Para el mismo año 2007, se formula la segunda fase del proyecto de electrificación rural por un valor de $19.700.000.000, siendo una iniciativa regional de gran impacto que logra la mirada global del Gobierno que aporta la totalidad de los recursos a través del FAER.

La aprobación del proyecto se dio en el mes de septiembre del 2007 y durante los años 2008 – 2010 se cumplió la ejecución de las obras con GENSA como operador energizando a 2.131 familias en 92 veredas.

Tras el éxito alcanzado en las fases I y II del proyecto, los alcaldes del periodo 2012 – 2015 tomaron la decisión de fortalecer la Asociación de Municipios como líder en la gestión de proyectos regionales, logrando la estructuración de la tercera fase del programa de electrificación rural.

EL 26 de Octubre de 2012 la Gobernación de Norte de Santander en cabeza de Edgar Díaz Contreras, radica ante el Ministerio de Minas y Energía la III Fase del proyecto con beneficio para 6.500 familias en 157 veredas. Seis meses después de radicado el proyecto, luego de reuniones constantes en Ocaña, Cúcuta y Bogotá, se logró la aprobación de la III Fase con una inversión de $63.000.000.0000 (sesenta y tres mil millones de pesos), aportados por el Ministerio de Minas y Energía ($25.000.000.000), Gobernación del Norte de Santander ($15.000.000.000 cargo al sistema de regalías), CENS EPM ($13.000.000.000) y ECOPETROL ($10.000.000.000).

Los convenios se firmaron en el año 2013 y en el primer semestre de 2014 se socializaron las obras con la comunidad por parte de CENS como ejecutor seleccionado por parte del Ministerio de Minas.

Desde el mes de Junio de 2014 hasta el mes de Diciembre de 2015 se cumplió el proceso de energización a 6.500 familias teniendo en cuenta que el proceso de economía de escala permitió que el recurso que inicialmente estaba destinado para seis mil familias se extendiera y, 500 familias más recibieron el servicio de energía.

Sumando la I, II y III fase de electrificación rural se ha logrado que diez mil setecientas familias en la región tengan el servicio de energía con una inversión de $ 100.000.000.000 (cien mil millones de pesos).

Esto arroja como resultado que Municipios como Río de Oro, Cáchira, La Esperanza, Ocaña, La Playa, Hacarí y Villa Caro sean territorios con cobertura al ciento por ciento.

La satisfacción de nosotros es muy grande. Ver estas veredas tan abandonadas que ahora están electrificadas con tan buen material es como para no creer, y a mí me llena el corazón de emoción y de alegría contar con el apoyo de la Asociación de Municipios

Alirio Ortega, Pdte. JAC Corregimiento Casitas, Ábrego

Desde el inicio de su mandato los alcaldes del período de gobierno 2016 – 2019 junto al Gobernador de Norte de Santander William Villamizar, realizaron gestión ante el IPSE del Ministerio de Minas y Energía para la estructuración de la IV y última fase del proyecto que beneficiará a 13.735 familias.

Electrificación Rural fue una muestra de desarrollo en la región por un trabajo en unidad de los alcaldes a través de ASOMUNICIPIOS

Eliud Camargo, alcalde de Teorama y presidente de ASOMUNICIPIOS 2012-2015

El proyecto de “Electrificación Rural” ha sido un esquema de gestión de gobernanza multinivel, dada la articulación entre los tres niveles de gobierno, la empresa privada y la comunidad, garantizando el servicio de energía al sector rural, lo que ha contribuido a la generación de bienestar social.

La Asociación de Municipios es un ejemplo para el país, en la forma como se han unido a gestionar recursos para favorecer a los campesinos en tres programas de electrificación

Alberto Rangel gerente General de CENS (1998 – 2015)