Asomunicipios dio a conocer el proyecto “Impulsando al Catatumbo, capacidad en respuesta en salud”
Equipo de profesionales para asesorar a las administraciones locales

El canal TV San Jorge realizó en el día de hoy una entrevista sobre un proyecto, “Impulsando al Catatumbo, capacidad de respuesta en salud”, que lleva a cabo la Asociación de Municipios, provincia de Ocaña y sur del Cesar, en donde un grupo de expertos vienen realizando asesorías para mejorar la gestión de los gobiernos locales, entorno a la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Te puede interesar enlace en vivo en entrevista con TV San Jorge

El director de Asomunicipios Edgar Pallares, expresó la importancia de que un equipo de profesionales asesore a las administraciones locales, “es importante resaltar que los Alcaldes municipales expusieron ante la Asociación de Municipios la necesidad de gestionar consultores que permitan a los municipios responder de manera efectiva a las actuales necesidades que demandan la pandemia”.

Por lo tanto, Asomunicipios gestionó a través de Colombia Transforma, un equipo de profesionales para el asesoramiento de las administraciones locales. El coordinador de la actividad José Fabio Torres durante la entrevista entregó un balance de la iniciativa que lleva un mes de implementación en la región y afirmó la importancia de la necesidad de orientar a las administraciones municipales para que los Alcaldes puedan tomar decisiones con información acertada, teniendo en cuenta las reglamentaciones actuales por parte del gobierno nacional en el manejo del orden público, puntualizó.

María Sepúlveda medica epidemiológica del equipo de asesores detalló cómo se encuentra la región entorno a la propagación del COVID-19 en donde aseguró que municipios de la región del Catatumbo como, Ocaña, Tibú, La Playa,  Ábrego, que tienen confirmado casos COVID-19 han direccionado a que las administraciones municipales realicen un trabajo constante entorno a la prevención del contagio, asimismo aseguró la importancia que las comunidades sigan los lineamientos de prevención por parte de las autoridades para evitar algún punto de contagio.

La asesoría jurídica se encuentra a cargo de la abogada Beatriz Pacheco que viene realizando un acompañamiento a las administraciones locales, explicó que el Presidente de la República desde el comienzo de la pandemia asumió la competencia general sobre el orden público, por lo está expidiendo decretos con la finalidad de ampliar la emergencia sanitaria y medidas de aislamiento, entre otras excepciones y que deben ser acogedlos por los municipios de acuerdo a sus propias necesidades, y precisó que han venido adelantando un seguimiento con las administraciones de los actos administrativos y decretos en el marco de la emergencia sanitaria

Erika Cárdenas experta en Salud Pública mencionó que los municipios están llevando a cabo los protocolos, en la revisión en los casos sospechosos por COVID-19, igualmente medidas de prevención en el lavado de manos, tapa bocas y aislamiento preventivo, también el plan de contingencia a través protocolos de prevención que permita en la reactivación de la economía en locales comerciales e industriales que se están priorizando en cada uno de los municipios a través de orientaciones enmarcado en los planes de contingencia.

Durante la intervención se expresó la importancia de tener en cuenta los planes de contingencia que son instrumentos para la toma de decisiones en el desarrollo de políticas públicas que dan a conocer los problemas y ha demostrado ciertas debilidades que se deben fortalecer al interior de las administraciones municipales.

Estas medida posibilitan la construcción de la paz territorial para que los municipios incentivan la conciencia ciudadana en fortalecer la prevención a entre comunidades, igualmente las iniciativas que ha tenido la Asociación de Municipios crea un camino hacia la paz en fortalecer las acciones y estrategias que deben tener las administraciones municipales para afrontar la pandemia y de igual importancia fortalecer la economía regional y la salud para evitar un posible impacto del COVID-19 en sus efectos derivados en lo social, la salud y la economía.